París no toda

France Jaigu

París, de la que el americano Waldo Emerson decía que había sido edificada para el mundo entero, esa « hija », « amiga », « esposa » con su fisonomía que « alegra siempre »i, era el lugar de reunión soñado para un encuentro internacional de la mujer que no existe. Femenina, París existe más allá de « la materialidad de sus muros »ii y no pertenece a nadie. ¿No caben en ella de igual modo esas Grandes Conversaciones Virtuales que tendrán lugar dentro de un año ? Es esta ciudad plural, suspendida entre dos orillas, la que han intentado captar los poetas, artistas, cantantes, historiadores, urbanistas. Atrevámonos nosotros también y salgamos en busca de ese lugar inabordable que es el París de la mujer que no existe.

 


i Citado por Pierre Citron, La Poésie de Paris dans la littérature française de Rousseau à Bodelaire, t.2, Paris, Éditions de Minuit, p. 198.

ii Dominique Kalifa, Paris, une histoire érotique d’Offenbach aux Sixties, Paris, Éditions Payot & Rivages, 2018, p. 10.